Revista Etiqueta

Revista Etiqueta

MACHINE la nueva colección de Gabriela Mora Jewelry

La geometría, la abstracción y los volúmenes son los principales protagonistas de esta nueva muestra, desarrollada por la diseñadora y arquitecto venezolana Gabriela Mora

El movimiento artístico del constructivismo ruso sirvió de inspiración para llevar a cabo la colección otoño/invierno 2016, en la cual la arquitectura es puesta al servicio del mundo de los accesorios y complementos de lujo.

MACHINE está concebida bajo los auténticos parámetros de esta corriente artística y arquitectónica reconocida por su carácter utilitario. El fin del constructivismo, como su nombre bien lo indica, era producir cosas útiles; sus principales exponentes y creadores trabajaban sus proyectos como si se tratase de maquinaria, recurriendo a figuras geométricas y elementos abstractos.

La colección, compuesta por doce piezas, se caracteriza también por los volúmenes y elementos de engranaje que ayudan a conservar cierta estética industrial, sin perder su propósito como complemento de moda.

Baños de oro, plata y cobre son los metales presentes en esta recopilación que documenta a través de los accesorios una época revolucionaria a nivel artístico.

Gabriela Mora, directora creativa, realizó un minucioso bosquejo entre los artistas más representativos del movimiento y bautizó a cada diseño con el nombre de cada uno de ellos, con el fin de crear un vínculo directo entre el trabajo del autor y su estética.

FB: Gabriela Mora Jewelry
IG: @gabrielamorajewelry
www.gabrielamora.com

Articulos relacionados

Un perfume TOUS para cada papá

TOUS ha logrado el reconocimiento mundial como una de las grandes marcas de creación de joyas y complementos. Sus fragancias masculinas reflejan el carácter de la personalidad del hombre TOUS. TOUS MAN TOUS se inspiró en un hombre de carácter audaz, joven, alegre, activo y sensual para crear su fragancia[…]

Leer más »

Coco en La Habana

Escribe Alejandro Celedón Mendoza Fotografía Cortesía Cordon Press El tan esperado día llegó y La Habana, olvidada, envejecida pero siempre majestuosa, estuvo a la altura. La alameda central del Paseo El Prado, con sus casas coloniales, sirvió de pasarela para que espigados modelos lucieran los nuevos diseños que Karl Lagerfeld[…]

Leer más »

Deja una respuesta