Revista Etiqueta

Revista Etiqueta

Madame Glamour

Escribe Mayte Navarro
Fotografía Getty Images – Jhon Swannell

Melania podría ser la Primera Dama

Llegar a la Casa Blanca implica más que un compromiso político para el candidato aspirante, pues involucra también a su media naranja, quien desde la campaña puede representar puntos de diferencias en la contienda o la reelección, en caso de haber culminado un primer período. Las páginas de la historia dan buena cuenta de ello.

Así tenemos a la activista independiente e inteligente Eleanor Roosevelt; Lady Bird Johnson, preocupada por la naturaleza y la belleza de su país; Betty Ford, quien según Time ha sido una de las primeras damas más activas; Jacqueline Kennedy con una sensibilidad especial hacia las bellas artes y todo un ícono de la moda; Hillary Clinton, cuya labor y capacidad política sobrepasaron las paredes de la residencia N°1 de EE.UU para ser toda una personalidad universal; y más recientemente Michelle Obama, quien no sólo es la primera dama negra, sino que su formación profesional y luego su trabajo en pro de la buena alimentación y la lucha contra la obesidad han sido un alerta en la vida del Norte; a esto se suma ser referente en la moda y el apoyo a los diseñadores norteamericanos.

Ante las próximas elecciones surge la curiosidad de quién ocupará la Casa Blanca. Hasta ahora lidera las encuestas Donald Trump. De resultar vencedor, Melania (Melanija Knavs y luego Knauss), su actual y tercera esposa, lo acompañaría en su mandato, quien ha permanecido en la retaguardia.  Ha afirmado que el político es su marido, ella se limita a ejercerla en privado. Para otros la razón es que carece de preparación e incluso hay quien opina que su tipo y actitud no se enmarca dentro de la concepción de la esposa de un candidato republicano, porque siempre luce enfundada en trajes de firma con sus stiletos Louboutin, a lo que se suman sus apariciones sociales con grandes escotes, y haber posado desnuda en su pasado para la revista GQ.

De ganar Trump, la eslovenia sería la segunda esposa de un Presidente no nacida en USA

En caso de que Trump triunfe en estas elecciones sería la segunda esposa de un Presidente  no nacida en Estados Unidos,  después de la británica  Louisa Adams. Melania obtuvo la nacionalidad norteamericana en 2006. No sería  la primera en haber ejercido la profesión de modelo, Pat Nixon y Betty Ford también lo fueron, pero sí la nacida en un país comunista. Su marido solo habla inglés y en este sentido ella lo podría apoyar porque domina también el francés,  alemán  y serbio.

Melania tiene 45 años, es oriunda de Eslovenia, donde estudió diseño, tiene un hijo con Trump, Barron, y todavía su inglés tiene un marcado acento foráneo que quedó en evidencia en Carolina del Sur. Cuando ejercía el modelaje posó para fotógrafos de la talla de Helmut Newton, Patrick Demarchelier y Mario Testino.

Su boda con Trump fue todo un acontecimiento social. Se celebró el 22 de enero de 2005 en la iglesia episcopal de Bethesda-by-the-Sea, en Palm Beach, Florida. Su traje fue un diseño de Dior by John Galliano.  La recepción se realizó en la mansión de Trump, Mar-A-Lago. Pero Melania no es una ociosa, sabe invertir su tiempo y lo hace en su firma Melania Timepieces & Jewelry, donde ella también diseña prendas, y una línea de cosméticos. Cuando se le preguntó a su marido en qué temas se podría involucrar a su esposa en caso de ganar, respondió que en asuntos que tuvieran que ver con la salud de la mujer. Su presencia en las redes no compite con Ivanka, la hija de su esposo, pero sabe utilizarlas. Estas son sus coordenadas  @melaniatrump y Melania Trump en Facebook, donde ella misma se califica como figura pública.

De la estima al rechazo general

Nadie sospechaba que detrás del porte atlético del exduque se anidaba una mente ambiciosa

En tiempos de los reality show, el juicio de Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina podrían estar generando suficiente material para los guionistas. No le falta nada, aristócratas, famosos, políticos, traiciones e intrigas. La historia que comenzó en 2003 y a la que se unió más de un adulante de la Casa Real, ha desembocado en una negra pesadilla para la pareja de exduques, sobre todo para Iñaki, el deportista que hizo suspirar a más de una cuando entró a la Catedral de Barcelona para formalizar su inclusión a la familia real española. Nadie sospechaba que detrás de su porte atlético y su cuerpo sano, se anidaba una mente ambiciosa y necia.

Su gran aliado, Diego Torres, cuya sociedad les permitió hacerse de casi tres millones de euros solo por la organización de tres Forum Valencia Summit celebrados en los años 2004, 2005 y 2006,  y con quien mantuvo un intercambio epistolar electrónico, donde como buenos camarillas hicieron mofa de gran parte de la familia real, cuando vio que el peligro del juicio era inminente, no dudó en alejarse y escribir un libro donde no deja nada bien parado a quien fuera duque de Palma y su gran amigo. Como todo pillo, Torres ha llegado a escudarse en el desconocimiento de la materia contable aludiendo que su verdadera  profesión es la de farmacéutico y por lo tanto no sabía de la entrada de ciertas sumas.

Otro personajillo que tampoco ha dado muestra de valor y que rápidamente supo negociar ante la justicia es José Luis “Pepote” Ballester, quien desde los años 90 formaba parte del círculo íntimo de la infanta Cristina y el hoy rey Felipe VI, gracias a ser velerista. En 1996 logró la medalla de oro en Atlanta, Olimpiadas donde Cristina conoció a Iñaki. Con el tiempo se convirtió en el emisario de Urdangarín lo que le ha valido el mote de “Iñaki me dijo”. Sobre él pesa la posibilidad de dos años de cárcel, pero sin muchos titubeos declaró estar arrepentido, tener interés de cooperar con la justicia y sin pensarlo dos veces acusó a Jaume Matas, el presidente balear, quien lo nombró director general de Deportes. Su amistad con Urdangarín se terminó cuando quiso cobrarle cien mil euros por servicios no prestados, luego fue a la cárcel por unos pocos días por maximizar el costo de unas obras deportivas.

Con estos personajes como amigos a Iñaki Urdangarín no se le avizoran días alegres, por eso su mejor amigo es ahora un psicólogo, quien lo prepara para enfrentar lo peor.

90 años no son nada

Reina Isabell II
Reina Isabell II

La reina Isabel II cumplió este mes de abril 90 años y aunque siempre ha sido el centro de atención de la prensa, la única que la opacó fue Diana, quien trajo nuevo aires a la monarquía y la salvó de la momificación. Cuando comienza su novena década aumentan los rumores de una abdicación, sin embargo ella continúa cumpliendo con su agenda, para muchos con demasiados compromisos para su edad. Para otros la palabra abdicación no es una de las preferidas por la soberana, pues ella llegó al trono producto de la abdicación de su tío el rey Eduardo VIII, lo que obligó a su padre a ceñirse la corona. Por lo tanto Isabel parece querer llegar a su último día  reinando. Solo una pérdida de sus capacidades la apartarían del trono que sería ocupado por Carlos, resignado a una eterna espera. A los 21 años Isabel dijo en un discurso: “Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, estará dedicada a servirles”  y hasta ahora ha cumplido con su palabra.

Al superar los 63 años como soberana y romper el récord de su tatarabuela Victoria, todavía hay asuntos que no son del dominio público, por ejemplo que Isabel domina muy bien el francés. A diferencia de muchas personas de su edad, Isabel II se ha mostrado interesada en las nuevas tecnologías y en esa materia la han ayudado sus nietos quienes le ensañaron a manejar el iPad.  Ella misma abrió su página de Facebook y mantiene una cuenta en Twitter, aunque no sea ella quien la maneja. Su primer correo electrónico lo envió desde una base del Ejército hace casi cuatro décadas durante una demostración de las redes tecnológicas.

El contenido del bolso de la soberana siempre ha despertado curiosidades, unos opinan que lleva un pañuelo y algunos objetos personales, pero lo cierto es que no porta documentación para conducir, porque no la necesita, al igual que los vehículos que maneja tampoco requieren de placa.

Su sentido de responsabilidad no es nuevo, y quedó plasmado en el rol que cumplió durante la II Guerra Mundial, cuando, al lado de la hija de Winston Churchill  trabajó como auxiliar del Ejército y cuando terminó el conflicto, celebró con la gente en la calle.

Como todas las personas, Elizabeth, a quien su marido llama en la mayor intimidad con el apodo de “repollito”, tiene un hobby, además de la equitación le encanta la fotografía, pasión que comparte con su afecto a los perros, en su caso la raza corguis. La primera, Susan, llegó a su vida cuando tenía 18 años.

Los periódicos han estado atentos a cada uno de sus movimientos y acciones desde que su tío el duque de Windsor abdicó, sin embargo hay algunos detalles que a veces pasan desapercibidos.

Lo cierto es que esta dama que ha reinado en dos siglos dejará un legado, se llevará algunos asuntos a la tumba y continuará siendo una de las mujeres más admiradas del Reino Unido.

Compartir
0

Articulos relacionados

César Augusto en comunión

Escribe César Augusto Brandt Fotografía Paolo Di Pietro El rostro serio pero emocionado de César Augusto denotaba el entendimiento que tenía de aquel gran día en el cual por fin recibiría el cuerpo de Cristo. Luego de la ceremonia en el colegio Claret, el abrazo de sus padres fue conmovedor,[…]

Leer más »

Brickell Flatiron, lujo máximo en Miami

Escribe Alejandro Celedón Mendoza / @alejoceledon Fotografía Cortesía Sabina Covo Comunications El cálido sol de Miami se lució a lo grande para acompañar la inauguración de la construcción del ambicioso condominio de lujo Brickell Flatiron, el edificio residencial más alto del Sur de Estados Unidos, que contó con la presencia[…]

Leer más »

Deja un comentario